¿Cómo iniciar un proyecto de Inteligencia de Negocios?

Muchas de las compañías que están iniciando en el tema de los datos cuando comienzan a percibir la importancia de la información se preguntan: ¿cómo iniciar un proyecto de Inteligencia de Negocios (BI)? ¿Cómo abordarlo y por dónde arrancar? ¿Cuál es la mejor tecnología? ¿Cómo puede crecer estructuradamente un proyecto de estos? ¿Cómo dar una solución que sea sostenible en el tiempo a sus usuarios? Y que dicha solución se convierta en una única fuente de la verdad, con información oportuna, confiable y segura.

Lo primero a tener en cuenta para iniciar es, que un proyecto de Inteligencia de Negocios no es una base de datos, no es Tableau, no es Power BI, no es Quicksight; BI no son herramientas tecnológicas, aunque al final sí es una implementación de tecnología que apalanca la automatización.

Inteligencia de negocios es una estrategia para buscar el mayor potencial de los datos que le permita obtener información a los usuarios para tomar mejores decisiones. Por ende, el primer paso es entender que se requiere a nivel de negocio y cómo los datos pueden aportar en ese proceso, eso implica una etapa de entendimiento que en Information Workers se denomina “fase de exploración”; esta etapa es fundamental y garantiza el éxito de la implementación de un proyecto de BI.

alt

¿En qué consiste una fase de exploración?

Consiste en entender el valor de los datos de la compañía, los objetivos de la empresa y cómo los miden (sus indicadores), identificar qué datos tienen, cuales no tienen, que datos necesitan, que quisieran analizar, dónde encontrar la información y como se quisiera visualizar para simplificar el proceso de toma de decisiones.

Esta fase inicial se desarrolla con una serie de entrevistas y una metodología que permite alinear el equipo de la organización para poder detallar la necesidad, una vez obtenido este insumo se puede responder a todas las preguntas planteadas anteriormente y proponer un esquema de implementación y puesta en marcha que dé solución a la necesidad.

El resultado de esta fase de exploración tiene como entregables documentos que contienen una vista general y detallada de lo que se va a obtener, esto permite tener el mapa de a dónde se quiere llegar y de cómo hacerlo, tener claro el rumbo de lo que se está buscando, entender las expectativas de los usuarios y con ello garantizar el éxito de la implementación. Si bien es cierto que algunas organizaciones se resisten a realizar este ejercicio por sus entregables netamente documentales, la experiencia nos ha mostrado que la forma más eficiente de implementar un proyecto de BI es a través de una fase inicial, para quienes ya han implementado este tipo de proyectos saben que esta primera etapa es primordial ya que el diseño permite disminuir reprocesos y plantear el camino a seguir con los datos.

comments powered by Disqus